miércoles, 18 de agosto de 2010

Sr. Carabinero

Siempre he dicho que le tengo una especie de respeto o reverencia a los carabineros. Mejor dicho, diría que sentía algo parecido a la compasión. Pensaba en personas que reciben un sueldo de mierda, para 'servir' al pueblo chileno, vigilar, guardar la seguridad, vivir en función de aquellos que los necesitan, y cursilerías de ese calibre. Persona que, aún así, pareciera ser que nadie quiere, y que son basueradas constantemente a pesar de su labor tan altruista.

Pero hoydía, mientras miraba a un grupo disperso y maltrecho de estudiantes ser acribillado por los chorros de guanacos que los acorralaban, con zorrillos rodeando y fuerzas especiales propinando golpes  protegidos tras su súper-escudos, lo único que pude decir/pensar fue:

-PACOS CULIÁOS!